La Cultura Chibcha era un grupo étnico proveniente de Centroamérica, y se cree arribaron en una primera oleada durante el siglo VI a. C. Descubrimientos arqueológicos dejan constatar que en un principio eran grupos de pescadores y agricultores que se asentaron en el altiplano Cundiboyacense; específicamente, este grupo se ubicaba en parte del territorio de lo que actualmente hoy es Colombia, en las altiplanicies andinas de Bogotá y Boyacá.

Table Of Contents

A diferencia de otros grupos de Sudamérica, los Chibchas lograron un desarrollo cultural mucho mayor, y se les considera dentro del estamento medio de desarrollo cultural, en comparación con otros grupos de la zona. Dentro de sus expresiones culturales es destacable el manejo de la orfebrería, que debido a la inmensa cantidad de oro usado en sus elaboraciones, desató durante el siglo XVI el mito de El Dorado entre los conquistadores españoles; también desarrollaron el uso de la cerámica, mitos y leyendas bien elaborados, la caza, la pesca y la agricultura.

bosa territorio muisca - familia chibcha - la cultura chibcha

Organización Social de los Chibchas

De acuerdo a su función los individuos estaban organizados en estamentos dentro de la sociedad:

• En primera instancia la comunidad Chibcha estaba dividida en cinco cacicazgos, el primero: “ Bacatá (Dominio del Zipa), Hunza (Dominio del Zaque), Guatativa, Susa y Tundama.” (Tomado de RENA). Estos caciques y sus familias representaban el sector superior de la sociedad, detentando la mayor cantidad de privilegios.

• Posteriormente, con una misma importancia se ubicaban los sacerdotes (Jeques) y los guerreros (Guechas), quienes asistían a los caciques en las labores propias de su campo y conformaban concejos de consulta político-militar para cuando los caciques lo necesitaran.

• Luego se ubicaban los trabajadores de la tierra, los comerciantes y los artesanos, éstos no gozaban de privilegios políticos ni administrativos dentro de los puestos de gobierno.

• Finalmente, estaban los esclavos, quienes generalmente eran prisioneros de guerra que quedaban bajo el mando de las familias privilegiadas para realizar actividades de servidumbre.

La base de la sociedad chibcha

La sociedad Muisca estaba fundamentada en la familia, constituida en grupos formaba los clanes y a su vez, éstos formaban la tribu. Dichas tribus constituían la confederación, “Las dos confederaciones principales eran las de Bacata o Bogotá y Hunsa o Tunja.” (Tomado de Tarea escolar). La herencia se establecía mediante la línea materna, ya que los Muiscas consideraban a los hijos como miembros de la comunidad de su madre.

Es destacable el hecho de que únicamente la nobleza practicaba la poligamia. Las tribus al igual que la sociedad en general estaba estructurada en los estamentos explicados anteriormente, es por ello que los trabajadores de la tierra y los artesanos debían rendir tributo al cacique de la tribu y a su familia, mediante la entrega de ofrendas obtenidas del trabajo manual, mientras que los caciques, sacerdotes y guerreros conformaban la esfera del poder político y militar de la tribu.

Ubicación geográfica y situación Climática, Cultura Chibcha:

El territorio muisca abarca las altas planicies de la Cordillera Oriental de Colombia, con una extensión de más de 300 kilómetros. Comprende los Departamentos de Cundinamarca, Boyacá y una parte de Santander.

El clima varía desde el frío implacable del ventosopáramo de Sumapaz, pasando por planicies templadas, hasta los primeros contrafuertes de la Sierra Nevada del Cocuy.

El eje central de la región es el altiplano cundiboyacense, conformado por una sucesión de planicies, valles y elevaciones, y surcado por abundantes fuentes de agua que corren por ríos y quebradas o se depositan en cientos de lagunas, pantanos y humedales. Con alturas que oscilan entre los 2.500 y los 2.800 msnm y rodeados o flanqueados por montañas que pueden superar los 4.000 metros en algunos puntos, el clima es fresco y casi siempre frío.

En la actualidad, esta región es la de mayor densidad de población en Colombia, y todo parece indicar que también lo era en el momento de la conquista española. Las dos principales ciudades de este territorio son Bogotá, capital de Colombia, y Tunja, capital del Departamento de Boyacá. Ambas ciudades fueron originalmente fundadas por los muiscas.

La topografía del territorio muisca es montañosa incluso en la parte central ocupada por los altiplanos de Simijaca, Ubaté y Bogotá. Aproximadamente dos terceras partes de su territorio están conformadas por tierras empinadas y abruptas y el resto por terrenos relativamente planos y poco accidentados.

La economía de la cultura Chibcha (Muisca)

Los Muiscas o Chibchas desarrollaron una economía bastante activa, para sus intercambios utilizaban monedas circulares hechas de oro, y para la medición utilizaban hilos de algodón, mientras que para la valorización de los objetos los colocaban en montones y los intercambiaban según el producto; los intercambios económicos como producto del excedente produjeron relaciones económicas no sólo internas, sino externas con otras tribus y comunidades de la región; la economía Muisca estaba dominada por tres grandes aspectos que se describen a continuación:

En época prehispánica, los muiscas, cuya economía era fundamentalmente agraria, cultivaban maíz, papa, quinua y algodón, entre otros productos agrícolas. Eran excelentes orfebres, practicaban el trueque de mantas, sal, esmeraldas y otros productos con los pueblos vecinos: (muzos, panches, sutagaos, guayupes, tecuas, achaguas, tunebos y lanches).

La confederación muisca explotaba los siguientes productos minerales:

· Oro (nyia): El oro era importado y llegó a ser tan abundante que fue el principal material para la artesanía muisca común (orfebrería). A la llegada de los españoles, en la Sabana de Bogotá se veían campanillas de oro colgando de los árboles, según relato de varios cronistas. El uso de este metal dentro del territorio de la Confederación, más la tradición de la coronación del Zipa en la laguna de Guatavita, crearían el mito de El Dorado.
· Esmeraldas (chuecuta): Aún hoy Colombia es el primer productor mundial de esmeraldas y son tenidas entre las más preciadas del planeta. Los principales yacimientos de estas piedras preciosas se encuentran en el Departamento de Boyacá, y especialmente en el municipio de Muzo. Junto con el oro, las esmeraldas eran ofrendadas a los dioses en las lagunas sagradas.

· Cobre (bahazca nyia): El historiador Ezequiel Uricoechea refiere que en los combates y en las fiestas usaban los muiscas máscaras de cobre muy bien elaboradas, y que en el intercambio comercial con otros pueblos también usaban pequeños «tejuelos» de cobre.

· Carbón (gazpqua): Tanto vegetal como mineral. Hoy todavía se siguen explotando minas de carbón, por ejemplo en Zipaquirá, y Samacá en este producto Colombia es una de las principales reservas mundiales.

· Sal (nygua): Extraída de las minas de sal de Nemocón, Zipaquirá y Tausa.

Sexualidad en la Cultura Chibcha

Existía total libertad sexual antes del matrimonio y éste poco tenía que ver con la virginidad; por el contrario, la virginidad para la mujer muisca era una verdadera desgracia; lo relata Fray Alonso de Zamora: «Reparaban muy poco en no hallar doncellas a sus mujeres y en algunas era motivo de aborrecerlas, si las hallaban con integridad: porque decían eran mujeres desgraciadas pues no hubo quien hiciera caso de ellas».

La poligamia era común entre la sociedad muisca. Los hombres podían tener el número de tygüi esposas que fueran capaces de sustentar, aunque sólo una era la legítima. El incestoestaba prohibido. El cronista español Lucas Fernández de Piedrahita refiere que los hombres muiscas pedían al padre de la novia (o a quien le sustituyese) el permiso para casarse con ella, ofreciendo cierta cantidad de bienes.

Si el padre de la mujer no estaba conforme con los bienes recibidos, pedía más, y el novio aumentaba su oferta hasta una tercera vez, pero si a la tercera tampoco era aceptado, desistía de la proposición para siempre. Por el contrario, si su propuesta era aceptada, podía tener a la mujer durante unos días en su casa, y si era de su agrado, se casaba con ella.

Falos líticos se encuentran todavía en Tunja, Ramiriquí y en Villa de Leiva. Torteros con monos apareándose se encuentran en los museos. Tenían prostitutas, a las que llamaban Chihizapquazz. Fray Pedro Simón relaciona la alta densidad poblacional muisca con su notable sensualidad, cuando escribe: «Ni hay que espantar que hayan sido las mujeres de estos indios tantas, por ser ellos tan dados a la sensualidad».

La Religión de la Cultura Chibcha

Los chibchas explicaban su origen por medio de una leyenda, según la cual Chiminigagua (Ser Superior) envió a la tierra unas aves negras que lanzaban rayos de luz por sus picos. De la laguna

de Iguaqué salió una mujer llamada Bachué, con un niño de tres años, que, al llegar a hombre se casó con ella. De esta pareja nacieron los primeros hombres. Pasados años, volvieron a la laguna y se convirtieron en serpientes. Además de Chiminisasua, adoraban a Bochica (mensajero de Chiminigagua), a Chía, al Arco Iris, etc.
Bochica apareció en los días en que la luna no alumbraba. Predicó la virtud y condenó el vicio. Una mujer, Chía, inundó la llanura de Bogotá con una crecida del río. Los habitantes se retiraron a los montes y convocaron a Bochica, para que alejase el peligro. Bochica retiró las aguas y transformó a Chía en luna, condenándola a salir sólo por las noches.

El pedestal donde apareció Bochica, cuando los chibchas le pidieron que cesase la inundación, fue el Arco Iris. Tenían seminarios (cuca) donde se formaban los futuros sacerdotes. Los sacrificios humanos no eran frecuentes y los más preciados eran los niños de la región donde nació Bochica. Eran sacrificados a los quince años de edad, a flechazos, arrancándoles luego el corazón.

Carecían de templos, pues hacían las ofrendas en lagunas o cascadas. Esto dio origen a la leyenda de El Dorado (el zipa, antes de asumir como tal, se internaba en el lago en una balsa, en la que remaban otros cuatro caciques menores.

Cuando llegaban a la mitad del lago, el zipa, que tenía untado el cuerpo con polvo de oro, depositaba las ofrendas en honor a los dioses, arrojándose después a las aguas para bañarse en ellas, todo esto en medio de musica y cantos.

La leyenda de Bochica

Lengua Muisca que aun se usa en Colombia

Los chibchas son los grupos indígenas que comparten la lengua chibcha, tales como los kogui de la Sierra Nevada o, los muiscas procedentes de Centroamérica, y asentados en la región cundiboyacense. En Bogotá y en toda Colombia se usan muchas palabras derivadas de la lengua Chibcha. Aunque esta es una lengua considerada muerta por muchos, han habido esfuerzos en épocas recientes por rescatarla.

En la Universidad Nacional de Colombia, por ejemplo, se dicta el muisca como un idioma más para sus estudiantes. Gracias a ello, se han rescatado varias palabras y se ha podido entender mejor el idioma perdido. Aunque no hay hablantes nativos, los españoles consignaron su gramática, vocabulario y fonética en algunos textos. Con esto y varios estudios lingüísticos y etnográficos se ha logrado revivir en buena medida la lengua perdida.

Varias de las palabras usadas por los habitantes de la Sabana, de Bogotá y de toda Colombia tienen origen muisca. Entre los muisquismos más comunes se encuentran palabras como “tote”, que significa “objeto que revienta”, “uchar”, que significa “azuzar” y “güeba”, que significa “estúpido”, “ajiaco”, nombre de un plato típico, o “chisa”, que significa “larva”.

La toponimia de buena parte de Colombia es también chibcha. La capital, Bogotá, toma su nombre del cacicazgo Bacatá. Pueblos como Tunja, Chía, Funza, Fontibón, Fusagasugá, Zipaquirá y Cajicá son todos de origen chibcha. De igual forma, apellidos como Piracoca, Neuta, Botiva, Sastoque, Ubaque y Piraquive son herencia muisca. Muy probablemente hayas visitado algún sitio, conocido alguna persona o pronunciado alguna palabra chibcha sin saberlo.

Por admin

error: Content is protected !!